jueves 21 septiembre 2017
ca es en de
ca es en de

Moros y cristianos, la batalla infinita

moros-y-cristianos-la-batalla-infinita

 

La costa del mar mediterráneo no ha sido siempre un lugar idílico para vivir. Hace cuatro siglos fué un lugar peligroso. Así lo demuestran las diferentes fiestas conmemorativas de Moros y Cristianos, que rememoran varios ataques de invasores turcos en Mallorca, basadas en crónicas del s. XVI.

Batallas en las que los invasores desembarcaban con intención de saquear todos los objetos de valor de los pueblos de costa y capturar sus habitantes para venderlos como esclavos. Estas fiestas se celebran en municipios costeros y en ellas siempre terminan ganando los cristianos.

Son fiestas multitudinarias y estrafalarias, que destacan por los imaginativos vestidos y maquillaje de los moros, el ruido de las batallas a menudo acompañado con disparos de trabucos y la música de xeremiers y bandas locales y por la gran pasión que despiertan entre los vecinos del pueblo.

 

 

 En Mallorca podemos encontrar varias batallas entre Moros y Cristianos, dependiendo de la época del año

 

Primavera:

 

Sóller

 

La batalla de los Moros y Cristianos de Sóller, celebrada durante las fiestas del municipio el lunes posterior al segundo domingo de mayo, el día conocido como "Es Firó". Es uno de los eventos más importante del calendario solleric. Conmemora un ataque de piratas turcos y argelinos de 1561, repelido por los habitantes y agricultores de Sóller con la ayuda de bandoleros y de milicias de los pueblos vecinos. Joan Angelats fue el líder de la resistencia mallorquina ante los ataques corsarios.

 

El simulacro cuenta con cuatro batallas: Playa de Can Generós, Playa d'en Repic, Pont de Barona y el centro de Sóller. La fiesta finaliza con la proclamación de la victoria de los cristianos sobre las tropas invasoras, el agradecimiento a la Virgen de la Victoria y el canto de La Balanguera en la plaza del pueblo por parte de todos los participantes y asistentes al simulacro.

 

Destaca de la fiesta de los Moros y Cristianos de Sóller la importancia de “Les Valentes Dones” (Las Mujeres Valientes), unas chicas que consiguieron matar y atemorizar a varios invasores. Cada año, dos vecinas del municipio son nombradas "Valentes Dones" y ejercen de embajadoras del pueblo.

 

 

Verano:

 

Pollença

 

La batalla de los Moros y Cristianos de Pollença se celebra cada año el día de la Mare de Déu dels Àngels, la Patrona, el 2 de agosto. Se trata del evento más esperado del año pollencí y conmemora el ataque de corsarios turcos en Pollença la noche del 30 al 31 de mayo de 1550, también conocido como el Día de la Desgracia dels Turcs.

 

La batalla de los moros y cristianos tiene lugar en las calles de Pollença a partir de las siete de la tarde. Comienza en la plaza de la Almoina, donde el héroe local, Joan Mas se encuentra cara a cara con el jefe de los piratas, Dragut y tras un intercambio de golpes de espadas grita  “Mare de Déu dels Àngels, Assistiu-nos! Pollencins, alçau-vos! Els pirates són aquí!”, una invocación que dará lugar a un primer choque frontal entre tropas.

 

Tras diferentes escaramuzas y una batalla final en el campo de fútbol de Can Escarrinxo, los cristianos ganan la batalla apoderándose de la bandera sarracena. Tras la batalla, los cristianos se dirigen a la parroquia, donde cantan el tedeum de Mossen Miquel Tortell y el Puig Patrona de Costa y Llobera. La fiesta finaliza en la plaza, donde moros, cristianos y vecinos del pueblo entonan el Visca Pollença con la música de la Banda Municipal de Pollença.

 

Este simulacro de Moros y Cristianos se celebra desde 1860, según los registros, pero se sospecha que su origen es incluso anterior. Los encargados de encarnar los protagonistas de la batalla cambian cada año y son elegidos democráticamente por los vecinos del pueblo después de una jornada de elecciones celebrada en un mes de antelación.

 

  

Sant Elm

 

La fiesta de los Moros y Cristianos de Sant Elm, en el municipio de Andratx, también rememora la defensa de este pueblo costero ante las invasiones piratas. A diferencia de las fiestas anteriores, los Moros y Cristianos de Sant Elm cuentan con una numerosa participación infantil.

 

La batalla se lleva a cabo en la Platja Gran, a la que llegan las embarcaciones piratas con las intenciones de saquear el pueblo y hacerse con el control del oeste de la isla.

 

 

Otoño

 

Valldemossa

 

El pueblo de Valldemossa cuenta con la fiesta de moros y cristianos más reciente de toda Mallorca. Se celebra el primer sábado del mes de octubre y la primera edición tuvo lugar en 2014. En ella se rememora un ataque de corsarios del 1552, neutralizado por los hombres liderados por el capitán cristiano Ramón Gual.

 

En el simulacro, los piratas llegan al pueblo y lo saquean, secuestrando unas cuantas mujeres y el vicario, al que roban el cáliz. Aina Creus, la abuela de la beateta Santa Catalina Tomás, es el primer personaje en oponer resistencia, pero es asesinada por los moros.

 

Acto seguido, Ramón Gual lidera el contraataque de los habitantes de Valldemossa contra el invasor y consigue la victoria. El simulacro finaliza con la ejecución del traidor, Pere Valencià, un personaje que guió a los piratas hasta el pueblo.