viernes 24 noviembre 2017
ca es en de
ca es en de

La isla mística: los santuarios de Mallorca

la-isla-mistica-los-santuarios-de-mallorca

 

 

Mallorca es una isla con un potente legado cultural. Su atractivo va más allá de las azules aguas del mediterraneo, el cálido sol, la naturaleza, el bullicio de las fiestas populares o la exhuberancia de sus ferias y mercados. En Mallorca también existen lugares remotos, llenos de paz y místicismo. Santuarios, ermitas, castillos… construcciones con siglos de antiguedad a los que se puede acudir para escapar del estrés diario. En este articulo repasaremos cinco santuarios mallorquines, ubicados todos ellos en lugares elevados. Todos estos sitios gozan de servicio de hospedaje.

 

Santuario de Lluc:

 

El santuario de Lluc es el más grande y emblemático de Mallorca. Ubicado enmedio de la Serra de Tramuntana, en el municipio de Escorca, este santuario emana paz incluso a pesar de ser un punto de atracción turística. Situado a 400 metros de altura, su construcción empezó en el siglo XIII.

 

Su nombre proviene del topónimo latín “Lucus”, que significa “bosque sagrado”. La zona siempre ha gozado de cierto misticismo e incluso en sus alrededores se han hallado tumbas que se remiten a la prehistória. El santuario de Lluc guarda la imagen de la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca y una de las pocas figuras negras de la virgen Maria en España.

 

Este santuario también destaca por acoger la Escolanía de los “Blauets” de Lluc, coro formado por los niños que estudian en el santuario y que cantan en celebraciones señaladas vestidos con una túnica azul. El santuario de Lluc es uno de los lugares más queridos de los mallorquines.

 

A mediados del mes de agosto se organiza el ascenso de Es Güell a Lluc a Peu, un peregrinaje nocturno a Lluc desde Palma, mientras que en septiembre se celebra otro ascenso nocturno a Lluc, en esta ocasión desde todos los pueblos de Mallorca.

 

 

Santuario de Nostra Senyora de Cura:

 

Situado en la cima del puig de Randa, en el municipio de Algaida, el Santuario de Cura goza de unas portentosas vistas desde las que contemplar toda la isla. El Santuario de Cura está estrechamente vinculado a uno de los mallorquines más ilustres de la historia, el pensador y místico Ramon Llull.

 

Es en esta montaña donde el sabio se habría visto iluminado en un retiro de vida contemplativa, y donde empezaría a elaborar su pensamiento y obra. Durante el siglo XIV, Cura se consolidó como un entorno al que acudir en la búsqueda de la sabiduría. El santuario de cura destaca por la interesante Aula de la Gramática, recuerdo de la antigua escuela de gramática, así como las habitaciones dedicadas a los oficios antiguos.

 

Además, este lugar cuenta con su propio licor, el licor de Randa, patentado por los franciscanos de la Tercera Orden Regular.

 

 

Santuario del Puig de Maria:

 

A diferencia de los santuarios anteriores, el Puig de Maria, situado en el municipio de Pollença, exije una ascensión a pié a través de un camino de piedra. Desde sus 330 metros pueden contemplarse el valle de Pollença, la sierra de tramuntana y las bahias de Pollença y Alcudia.

 

La ermita y su monasterio fueron construidos durante el siglo XIV. El santuario del Puig de Maria destaca por su estilo gótico originario, que ha sufrido varias reformas. Su iglesia acoge una imagen de la virgen, que data del siglo XIV y que motivó la construcción del santuario.

 

Su acceso a pié a través de la montaña, así como las instalaciones que rodean el santuario han convertido el Puig de Maria en un lugar popular al que hacer excursiones familiares.

 

 

Santuario de Monti-Sion:

 

Muy cerca del Puig de Randa se encuentra el Puig de Monti-Sion, en el municipio de Porreres. Este santuario se encuentra a 250 metros de altura y su origen ser remonta al siglo XV, cuando se edificó la mayor parte de su construcción.

 

Monti-Sion es un santuario muy querido por los vecinos de Porreres. Prueba de ello es la construcción de la carretera que permite llegar al recinto en coche. Esta carretera fué construida por los vecinos del pueblo en 1954 en un solo dia, un logro que es motivo de orgullo del pueblo porrerenc.

 

Actualmente el santuario de Monti-Sion destaca por acoger conciertos, recitales y celebraciones populares, siendo el domingo del Ángel la fecha más concurrida.


 

Santuario del Puig de Sant Salvador:

 

El santuario del Puig de Sant Salvador se situa en la montaña más alta del municipio de Felanitx. Sus origenes se remontan a mediados del siglo XIV, cuando se construyó una ermita inicial en honor a San Salvador tras unos años en los que la peste negra afectó profundamente la isla.

 

La iglesia actual se construyó en el siglo XVIII, y más recientes son la construcción del monumento a Cristo Rei i la Cruz de Picot, ambas del siglo XX y que gozan de gran visibilidad. El paisaje que se puede observar desde Sant Salvador es uno de los más vastos de la isla, con unas espectaculares vistas al mar mediterraneo.

 

Sant Salvador es un sitio concurrido para los felanitxers el domingo del Ángel y celebra sus fiestas el primer domingo tras el 8 de septiembre.